EL ALEF BET

alef bet Makom

El alefato hebreo (alef-bet) no es como ningún otro alfabeto, se compone de 22 letras que tienen un valor numérico, una nota musical, un color y sobretodo un mensaje sobrenatural. El alef-bet comienza con la letra ALEF y termina con TAW, conociendo esto podemos entender correctamente la frase de Revelaciones 21:6 refiriéndose a una restauración de un cielo nuevo y una tierra nueva: “Yo soy el alfa y el omega, el principio y el fin”, que viene siendo una traducción griega que correctamente debería decir: “Yo soy el Alef y el Taw” Hablando Yahshua. Ya que alfa es la primera letra del alfabeto griego que no tiene un mensaje y desvía al lector del concepto hebreo. Cuando יהוהYahweh creó el mundo utilizo las 22 letras del alef-bet y por eso el idioma hebreo trae un mensaje espiritual. Cuando יהוהYahweh creó los cielos y la tierra en B’reshit 1:1 dice: “B’reshit bara Elohim, et ha’shamayim ve’et ha’aretz”, en esta frase “et (תא)” se escribe con alef y tav y nos da un mensaje que la creación fue hecha con el Alef-Bet (Yahshua). Incluso cuando יהוהYahweh llama a Betzalel (uno de los que יהוה Yahweh llamó para construir el Mishkán) dice en Shemot 31:3 “Yo lo he llenado de Ruah (espíritu), jojmá (sabiduría), biná (inteligencia) y daát (conocimiento) para elaborar diseños, para trabajar en oro, en plata, y en bronce… etc.”, vemos que estos tres dones son los mismos que יהוהYahweh utilizó para crear el cielo y la tierra. (Proverbios 3:19), y concluimos que Betzalel conocía como combinar las letras con lo cual el cielo y la tierra fueron creadas (Berajot 55:a). La Toráh fue escrita con combinaciones de letras hebreas y como cada letra tiene un valor numérico, también nos da un mensaje en números, conocido como la gematría. Los cabalistas dicen que las letras hebreas son el DNA de la Toráh, ya que ellos conocen el poder de las letras y los mensajes que cada letra nos puede transmitir.

 

Anuncios

LAS ESCRITURAS DE YAHWEH

LAS ESCRITURAS DE YAHWEH

PARA MAS INFORMACION COMUNICATE (714)667-1173

En aquel tiempo, dice Yahweh, me llamarás ISHI (mi Marido), y nunca más me llamarás Baali (mi Señor). Porque quitaré de su boca los nombres de los baales (Nombres idolátricos dados a Nuestro Padre), y nunca más se mencionarán aquellos nombres. { Oseas 2:16,17 }

Por la Rahamin del Adon Yahweh, el presente trabajo únicamente está cumpliendo con la dispensación (tiempo correcto para realizar un trabajo guiado por el Todopoderoso), promesa o palabra profética que ELOHIM se juró por si mismo; esto es el de restaurar su nombre, su pueblo, y su Torah (palabra).